Press "Enter" to skip to content

Usabilidad: el software, como la comida, entra por los ojos.

Last updated on 27/04/2020

Desde que era niña mi hermana siempre ha tenido un gran interés por la cocina, soy 6 años mayor que ella y muchas veces, aunque me de vergüenza decirlo, me preparaba el almuerzo en casa cuando nuestros padres estaban trabajando. 

Con ella aprendí a cocinar un rico arroz congris, qué ingredientes no deben faltar al elaborar un buen ajiaco cubano, y sobre todo que debo tener en cuenta en la estética del plato. 

En estos tiempos a pesar de que vivo en Uruguay y ella en Cuba nos seguimos comunicando a diario y nos ponemos a hablar de Masterchef y de los platos que ha estado cocinando a nuestros padres y de sus innovaciones en la cocina. Estas conversaciones con mi querida hermana son las que me alejan de las relacionadas a la tecnología, pero con sus comentarios me he ido percatando que la cocina tiene muchísima relación con la Usabilidad.

Con estas conversaciones he llegado a la conclusión de que la comida entra por los ojos como la usabilidad. Por ejemplo, cuando vemos una comida ya puede ser que nos guste, pero la verdad se da al probarla 😉

Sushi
Imagen de Kevin Petit en Pixabay 

Con el software nos pasa algo similar, primero nos entra por los ojos!

Niños mirando una tablet
Imagen de April Bryant en Pixabay 

Pero contar con un diseño bonito no lo es todo. La usabilidad también es importante! 

Si la aplicación tiene un buen diseño y no es usable, seguro nos vamos a decepcionar como cuando probamos un plato que se ve lindo y no es para nada rico.

Algo que sucede en los restaurantes es que para que funcionen dependen mucho de las opiniones de los clientes, ellos son los que deciden, según la experiencia que hayan tenido, si la comida es de buena calidad, si volverían a ir y si lo recomiendan a sus familiares y amigos.

Personas conversando en un restaurante
Imagen de Free-Photos en Pixabay 

Estos mismos clientes son también los que interactúan con nuestras aplicaciones, los que determinan qué tan fácil de usar son y según su experiencia la continuarán usando o no. De esta experiencia dependerá también que la recomienden a sus familiares y amigos.

He leído en algunos post de cocina y también he escuchado de que un cliente insatisfecho comenta a una media de 10 personas su descontento.

Moraleja

Por 1 cliente contento ganas 10 clientes.

Con 1 cliente molesto pierdes 10 clientes

Y esta frase aplica tanto para el mundo de la cocina como en el del software.

Algo que siempre debemos recordar:

“Es que no debemos conformarnos solamente con nuestra opinión…

…porque los usuarios no piensan como nosotros.”

Hoy en día existen muchísimas reglas para mantener a un cliente contento cuando visita un restaurante, también existen varias definiciones de Usabilidad como las que se muestran a continuación: 

La capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario en condiciones específicas de uso. 

ISO/IEC 9126.

Usabilidad es la eficacia, eficiencia y satisfacción con la que un producto permite alcanzar objetivos específicos a usuarios específicos en un contexto de uso específico.

ISO/IEC 9241

Atributo de calidad que mide lo fáciles que son de usar las interfaces Web. 

Jakob Nielsen

Pero lo fundamental y en las que todas coinciden es que:

Usabilidad = Facilidad de uso

Entonces, ¿por qué es importante la usabilidad tanto en la cocina como en el software?

Porque sino estaríamos rodeados de objetos como este que les presento a continuación, que tiene presente todas las funciones, cumple con todos los requisitos, pero es muy difícil usarlo sin inconvenientes.

Este es el exprimidor de cítricos diseñado por Philippe Starck, está diseñado para cuando se exprima el cítrico, el líquido caiga dentro del recipiente que se coloca entre las patas del soporte. Lo más curioso es que a la mayoría de las personas se les dificulta su uso porque se hace muy difícil que todo el zumo caiga dentro del recipiente. De hecho, la edición especial dorada es solo para uso ornamental porque el ácido arruina la lámina dorada. 

Cuando no se considera la usabilidad como un punto importante en el desarrollo del software también pudiéramos acceder constantemente a aplicaciones y sitios web como el ejemplo que les traigo a continuación. 

Sitio web donde todo el contenido se visualiza en una misma pantalla, se puede hacer scroll horizontal de izquierda a derecha y se visualiza la información de forma muy desorganizada.

En este sitio web todo el contenido se visualiza en una misma pantalla, se puede hacer scroll horizontal de izquierda a derecha y se visualiza la información de forma muy desorganizada. 

Entonces, ¿cómo podemos evaluar la usabilidad de nuestras aplicaciones y cómo podemos saber si son usables o no?

La semana próxima estaremos analizando en un siguiente post varios tipos de Métodos de Evaluación de Usabilidad que podemos aplicar. 

Hasta el próximo! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami